Blogia
Lucía Collado

Enfermedad mental?

Columna
El psiquiatra recomienda
Por Guerrero Heredia / El Caribe
Miercoles 1 de agosto del 2007 actualizado a las 1:29 AM
 

HERRAMIENTAS

Enviar Comentario
Enviar por e-mail
Formato para impresión
Agregar a artículos favoritos
 
¿Enfermedad mental?
En realidad no podemos catalogar o clasificar  el sobrepeso como una patología mental, pero sí se puede aducir que la “mente” juega un rol vital en el proceso de sobrepeso que puede llevar al individuo a la obesidad mórbida.  (Obesidad mórbida es, cuando nuestro índice de masa corporal es mayor de 35).

Estudios recientes demuestran que los alimentos, principalmente las harinas y las frituras, disparan en nuestro cerebro un neurotransmisor llamado dopamina; el cual se encuentra directamente relacionado con las vías del placer y la recompensa que se encuentran en el cerebro humano. 
Esto nos indica que la comida puede evocar respuestas cerebrales bioquímicas similares a las que producen las sustancias psicoactivas como el alcohol, la nicotina y las drogas ilegales.

De ahí que muchos usan el término de Adicción a la comida, cuando el individuo es incapaz de bajar o mantener un peso adecuado y a la vez, a entrar en un proceso cíclico de culpa los domingos en la noche cuando se da cuenta que fue incapaz de mantener su dieta.

Ahora bien, ¿Qué es lo que hace tan difícil manejar las dietas? Bueno, que si usted decide dejar de tomar alcohol o dejar el consumo de cualquier sustancia psicoactiva, en la mayoría de los casos a usted se le pide que deje por completo la sustancia; o sea, cero consumo, “Nada” de Nada. 
Pero imagínese usted hacer lo mismo con la comida… eso es imposible! porque una cosa es una dieta y otra cosa sería dejar de comer completamente. 
 Esto se traduce en que el objeto adictivo en el caso de la “Comida” nunca puede ser removido del individuo.

Así pues, la persona entra en ese círculo vicioso de dieta y frustración lo cual va poco a poco mermando la capacidad de sacrificio y entonces la respuesta psicológica por un lado, es la evitación de las dietas y la negación de la obesidad; y por otro lado, el desencanto y la baja autoestima. 
 Cuando el paciente llega a estas etapas, se siente desesperanzado por el proceso de ganancia de peso continuo. El trabajo de la obesidad, es un proceso multidisciplinario donde endocrinólogos, nutricionistas, psiquiatras, psicólogos, entrenadores físicos y médicos en general, deben unir sus esfuerzos por todas las vías para poder controlar esta epidemia moderna.

Nota: En el último siglo, la obesidad se ha multiplicado por cien.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres