Blogia
Lucía Collado

Medicamentos en la tercera edad

Columna

El psiquiatra recomienda
Por Guerrero Heredia / El Caribe
Martes 19 de agosto del 2008 actualizado a las 12:08 AM
 
  
  

 

 

 
 
 
 
PSIQUIATRIA GERIATRICA I

Antes de iniciar este artículo es importante señalar que en nuestro país existe una de las grandes psiquiatras geriatras a nivel internacional, la Dra. Daysi Acosta, egresada de las mejores escuelas norteamericanas de psiquiatría y geriatría. sVale decir, que en el área de las demencias, no hay nada que buscar en el extranjero que no haya en República Dominicana.

Todo paciente en la tercera edad debe ser tratado de forma especial y tenemos que tener amplios conocimientos de farmacología y fisiología general, ya que durante la vejez ocurren cambios metabólicos que repercutirán en la farmacodinámica y farmacocinética de los medicamentos; en otras palabras, las dosis y su frecuencia deben ser reajustadas en la mayoría de las drogas que se aplican a los pacientes geriátricos.

Por ejemplo:   Su función hepática está “reducida” debido a la disminución al flujo hepático y del gasto cardiaco.  
 
Además de que los procesos de demetilación e hidroxilación son afectados notablemente, hay que recordar que el hígado es el laboratorio natural del cuerpo humano y los famosos “reactivos” de  los laboratorios, están disminuidos en nuestro hígado.

También la absorción de los medicamentos está disminuida, debido a la reducción  en el flujo sanguíneo gástrico y a la reducción de la acidez y motilidad intestinal.  
 
Es decir, no se aprovechan los medicamentos ingeridos, debido a que nuestro estómago no puede manejarlos como antes.

Así como el hígado es el laboratorio natural de nuestro cuerpo, también existe un filtro natural encargado de filtrar y aclarar toda sustancia que entra al sistema.  
 
Este filtro es el riñón, y en los pacientes geriátricos hay una disminución de la filtración glomerular, de la excreción tubular y el flujo sanguíneo.  
 
O sea, las pastillas que uno se toma duran más tiempo en el cuerpo, porque los medicamentos tardan más en ser filtrados por ese riñón ya envejeciente.

Hay que destacar que la palabra envejeciente no significa dañado ni enfermo sino que su función normal está disminuida.

Resumiendo: El envejeciente no está enfermo, necesita ajustes en las medicaciones; pero de ninguna manera significa que vejez es igual a enfermedad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres