Blogia
Lucía Collado

Que caracter!

El psiquiatra recomienda

Por Guerrero Heredia / El Caribe

Martes 13 de enero del 2009 actualizado a las 2:10 AM

El carácter
 ¿Qué es realmente el caracter, cómo se forma?... ¿se pule o se moldea?... ¿cuándo los psiquiatras lo consideramos que se forman esas estructuras que se transforman en la personalidad del individuo?

Aparentemente hay un componente genético hereditario, una herencia biológica acumulada en diferentes genes (cromosomas) que transmiten un estilo específico de reaccionar que se conoce como el temperamento.  Dicho de otro modo, que lo que yo heredo de los Heredia o de los Guerrero se denomina temperamento.  De ahí se puede entender cuando se dice “fulanito es Heredia, porque todos son así”… o “se parece a los Guerrero, que son medio volaos”.
Este temperamento innato y heredado se funde con la crianza, la niñez, la escuela primaria, los amiguitos y principalmente con los padres o tutores, para entonces conformar a través de los años, lo que denominaremos el carácter del individuo.
Es el carácter, el que a través de la adolescencia y durante (probablemente) la adultez temprana, lo que va dando razgos y pautas de lo que los psicólogos y psiquiatras denominaremos ya en la etapa adulta, la “personalidad”.

Resumiendo:  El temperamento se hereda y se trae desde que nacemos.  Al fundirse con el medio externo forma el carácter y son las características de éste, lo que la psicología y la psiquiatría moderna denominan:  la personalidad de cada quien.
Es esa personalidad, la que permite al individuo adaptarse, desarrollarse, considerarse parte de la sociedad y manejar los conflictos que a cada momento le surge a un ente social como lo es el ser humano.
Existen una serie de epítetos o palabras tales como:  susceptible, acomplejado, ridículo, sensible, pesado, frío, acelerado, volado, psicorígido, pendejo, quedao, cínico, caprichoso, seductor, aprovechado, mamita, dependiente, alocado… son miles las formas del pueblo definir empíricamente los estilos del carácter cuando comienzan a dar problemas en la interacción con los demás.
En el caso de los psiquiatras, a veces esas características hacen insoportable la convivencia con esa persona y entonces, cuando nosotros las encasillamos en patrones rígidos, crónicos, desadaptativos; les denominamos trastornos de la personalidad o patologías del eje II.
Héctor Guerrero Heredia es psiquiatra       
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Osvaldo -

La verdad yo tengo muy mal caracter soy muy impulsivo a tratar mal a las personas que amo pero despues me arrepiento quiero cambiar eso ¿como puedo hacer?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres