Blogia
Lucía Collado

trastorno disociativo

Columna
El psiquiatra recomienda
Por Guerrero Heredia / El Caribe
Martes 13 de noviembre del 2007 actualizado el lunes 12 de noviembre del 2007 a las 11:17 PM
 

HERRAMIENTAS

Enviar Comentario
Enviar por e-mail
Formato para impresión
Agregar a artículos favoritos
 
Trastorno disociativo

PREGUNTA: “Doctor,  Juanita tiene doble personalidad”:   O la historia del Dr. Jekyll  y el Sr. Hyde.

RESPUESTA: Cuando un individuo es capaz de desdoblarse y adquirir una nueva identidad totalmente independiente de su Yo verdadero, a veces ni tener memoria de estos cambios que pueden ser una o dos, o más nuevas identidades; se conoce como Trastorno Disociativo de la Identidad -antiguamente conocida como “personalidad múltiple”-.

Estos casos son extremadamente  raros y existen muy pocos reportes serios descritos en la literatura psiquiátrica moderna; pero han sido un tema fascinante en Hollywood y el cine mundial.

Una de las grandes controversias en esta patología, es el diagnóstico diferencial con otras entidades psiquiátricas severas:  Esquizofrenia, trastornos bipolares con ciclación rápida, trastornos de somatización y trastornos de la personalidad.

Los trastornos disociativos tienen una disrupción en la integración de la memoria, conciencia, identidad y en la percepción del medio  que nos rodea.  O sea, el paciente pierde el contacto con la realidad, con su entorno, con la propia identificación de  sí mismo, y a veces pierde la memoria de todo (incluyéndose él mismo).

El paciente lleva una vida de recuerdos diferentes en cada una de las personalidades o identidades que adquiere, pero siempre habrá una personalidad dominante, que es (posiblemente) la que todo el mundo conoce.   

Solo con un tratamiento largo de psicoterapia, será posible que el terapista haga contacto con las diferentes personalidades que inciden en el individuo y de esta manera, empezar a concebir este difícil diagnóstico psiquiátrico.

El diagnóstico se hace aproximadamente siete años después de que se establece la patología; y aparentemente, dichos episodios disminuyen avanzados más de los cuarenta años.

Se hace imposible trabajar de manera confrontativa estos pacientes, y la historia ofrecida por los familiares es vital para poder tener una idea de este problema. 
Héctor Guerrero Heredia es psiquiatra
hguerreroheredia@elcaribe.com.do
                                 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres