Blogia
Lucía Collado

La Violencia en República Dominicana

La Violencia en República Dominicana
Psiquiatra relaciona comportamientos con el deterioro definitivo de la familia.
Foto 1 de 2
28 Septiembre 2008, 12:07 AM
Guerrero Heredia
RD se iguala en violencia a otros países
Escrito por: Arismendy Calderón

El nudo de la violencia, en todos sus géneros, aprieta el cuello de la nación, hasta casi estrangular a la sociedad dominicana. El manto funesto y oscuro del narcotráfico amenaza con asfixiarnos.  Es como una epidemia incurable que avanza, implacable. La crisis económica afecta a millones de dominicanos, generando pobreza y desesperanza. Desempleo, crisis alimentaria.  Las familias se desintegran, se hacen añicos.

¿Qué está ocurriendo en la sociedad dominicana? ¿Son  problemas exclusivos de los dominicanos? ¿Sucumbirá la nación, o nos pondremos de pie para enfrentar los grandes retos que tenemos por delante? Estas interrogantes tienen muchas respuestas para Héctor Guerrero Heredia, médico psiquiatra,  especialista en temas tales como estrés, trastornos de ansiedad, depresión, psicosis, adicciones y alcoholismo, trastornos nerviosos en general y psiquiatría del adolescente.

“¿La violencia dominicana? Fíjate, yo creo que la violencia que  afecta a nuestro país ha comenzado a equipararse a la de todas las otras ciudades de Latinoamérica. Creo que estamos empezando a parecernos  mucho a Caracas, a Bogotá, a Guatemala.  Por desgracia, la comparación es en el aspecto negativo”.

Otras naciones citadas por Guerrero Heredia, que padecen problemas como los nuestros, no son tan violentas. Menciona los casos específicos de Buenos Aires y  Santiago de Chile.

“Yo creo que la violencia es un problema social, socioeconómico y psicosocial. Psicosocial en el sentido de que definitivamente las cosas no han mejorado, las familias se han desintegrado, la gente está en la calle trabajando, los hijos se están criando con los abuelos, con los tíos o con una sirvienta. Hay un deterioro definitivo del núcleo familiar, producto de la necesidad de todo el mundo salir a laborar”.

Además de médico psiquiatra, Guerrero Heredia es articulista de periódicos y revistas, productor del programa de televisión “La Receta Médica de la Z”, en la emisora Z-101,  catedrático universitario de Farmacología y Psiquiatría en la Universidad UNIBE, y secretario del Colegio Dominicano de  Neuropsicofarmacología. El hombre, de 43 años,  se mantiene bastante ocupado. Se graduó “Cum Laude” en UNIBE. También realizó estudios en la Universidades Yale, en Connecticut, en el Graduate Hospital Philadelphia y en el Beck Institute, de Philadelphia, Estados Unidos.

¿Qué interpretación tienen las estadísticas de violencia en la República Dominicana? Las cifras son altas, indudablemente, pero el profesional de la Psiquiatría se muestra cauto al responder.

“En cuanto a números,  a veces yo soy como una pasta de jabón dentro de un sancocho. Yo digo que no, que los números dominicanos se parecen a los de otras ciudades latinoamericanas. No  creo que hay una epidemia, ni que hay una aumento vertiginoso de la violencia”.

Su criterio se basa en que la convulsionada ciudad de Santo Domingo alberga alrededor de tres millones de habitantes, lo que implica que en la urbe  “tiene que pasar de todo, porque donde vivimos dos o tres millones de dominicanos, la mayoría con muy poca educación, cualquier cosa puede ocurrir”.

                                     Tránsito: caos y desorden.  Un factor determinante, según Guerrero Heredia,  es “la forma en que se conduce en  nuestro país. Solamente el caótico tránsito, que es totalmente diferente a todas partes del mundo, el más desordenado, el menos educado, el tránsito más desagradable que hay en Latinoamérica,  es el de Santo Domingo. Solo eso engendra violencia”.

Y esa violencia del isleño, del latinoamericano isleño, caribeño, tiene su explicación: “Nosotros nos expresamos mucho con el cuerpo, nosotros nos tocamos, damos cocotazos, codazos, entonces definitivamente el dominicano tiene la violencia como algo sociocultural”.

La educación es vital para explicar el fenómeno de la violencia. Pero, ¿qué ocurre en nuestro país? que todo se habla del tema, pero no se avanza en la materia. Mucha espuma, poco chocolate. ¿Qué es lo que hay que hacer? Invertir más para mejorar la educación. “Los dominicanos quedamos en los peores lugares en cuanto a la educación se refiere. Educación básica, educación media, educación superior, educación universitaria… No hay otra forma. La educación es lo básico en todo esto”.

Guerrero Heredia no cree que el dominicano sea más violento que el resto de los latinoamericanos.  Al contrario, sostiene que nuestros vecinos del continente  “son 20 veces más violentos que nosotros”. Y para afianzar su opinión menciona las cruentas guerras civiles de algunas naciones centro y sudamericanas.

Tampoco ocurren crímenes tan violentos como en México, Colombia o Guatemala, aunque la masacre de 7 colombianos en  Ojo de Agua,   Baní,  “todavía nos tiene con la boca abierta”. Esos crímenes están estrechamente ligados al narcotráfico.

Por fortuna no tenemos en el país pandillas peligrosas como la “Mara Salvatrucha” o “MS”, como también se les conoce. Estas son bandas muy grandes localizadas en Centro América y Estados Unidos, constituidas en mayoría por salvadoreños, hondureños, guatemaltecos y otros centroamericanos. Sus integrantes son jóvenes en su mayoría.  Las actividades criminales de la “Mara Salvatrucha” incluyen venta de drogas, extorsión, venta de armas, robo y asesinatos por encargo.

“Es decir, con todo y todo, yo no creo que el dominicano sea más violento que nadie. Que la sociedad, que la situación nos lleve a responder con violencia, no implica que el dominicano, como ente social, como raza negro, blanco y taino, tengamos más propensión a la violencia”.

 Mulatos, mestizos
Somos mulatos, precisa el médico psiquiatra, y por consiguiente “no somos más violentos que los mestizos. Ese mestizaje latinoamericano, ese indio del continente es mucho más violento que nosotros… Te repito que yo no creo que el dominicano sea más violento que ningún otro habitante de Latinoamérica”.

Aunque reconoce que hay un vínculo estrecho entre la violencia y el auge del narcotráfico, Guerrero Heredia sostiene que  “las drogas en Santo Domingo son iguales que en el resto de Latinoamérica. El narcotráfico, la ilegalidad de las drogas, produce obviamente una exacerbación  de los problemas de violencia”.

“Podríamos decir que los problemas de tránsito y  los crímenes son producto de la violencia producida por el abuso de sustancias, y en un paisito como este, donde se abusa tanto del crack, de la cocaína barata, del éxtasis, y de ese tipo de sustancias, más la permisibilidad cultural del dominicano hacia el alcohol, eso sí es diferente”.

Sostiene la tesis de que en nuestro país “se toma demasiado alcohol”, más que en cualquier otra nación de Latinoamérica, es decir, que somos de una cultura “diseñada para beber cerveza y para beber ron”.

Haitianos son una carga para el país

Compara la presencia masiva de haitianos indocumentados en nuestro país con miles de dominicanos que residen en los Estados Unidos.

Define a nuestros vecinos como gente trabajadora, que no tiene otro lugar a donde emigrar.

No le gusta tocar ese tema, porque  tocaría las fibras sensibles de ciertos “patriotas y falsos nacionalistas,  tantos vagabundos que han habido, que en nombre del nacionalismo han hecho de todo en este país. Y menciona al extinto líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) José Francisco Peña Gómez.

“Yo creo que hay mucha exageración con los haitianos, pero no hay dudas de que son una carga económica al Estado dominicano, no porque trabajan, sino porque no pagan impuestos”. Hace referencia a que el 20 por ciento del presupuesto de Salud Pública “se va en los haitianos, lo paga el gobierno. Es una subvención que tiene el Estado al sector de la construcción. Los ingenieros deben ser todos gobiernistas, porque nosotros les pagamos la salud a los haitianos. Entonces, obviamente, nuestros vecinos indocumentados son una carga para el Estado, no una carga para la nación”.

La frase

“Los dominicanos quedamos en los peores lugares en cuanto se refiere a   la educación media,  educación superior, educación universitaria... No hay otra forma. La educación es lo básico en todo esto”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres