Blogia
Lucía Collado

Ojo con la Anorexia Nervosa

Ojo con la Anorexia Nervosa
Columna
El psiquiatra recomienda
Por Guerrero Heredia / El Caribe
Martes 18 de diciembre del 2007 actualizado a las 1:06 AM
 

HERRAMIENTAS

Enviar Comentario
Enviar por e-mail
Formato para impresión
Agregar a artículos favoritos
 
Ojo con la Anorexia
La Anorexia Nervosa, enfermedad en crecimiento de la época postmoderna, es un trastorno de la alimentación unido a la percepción distorsionada cuasi psicótica de la figura corporal con una serie de factores psicosociales, familiares y ambientales que pueden encauzar a esa niña de 13 años, a desarrollar esta MALDITA enfermedad mental que en casos severos puede llegar a ser mortal.

He aquí una serie de “ojos” que debemos tomar en cuenta para poder manejar y prevenir la anorexia: 

- Ojo con mamá psicorígida, perfeccionista, siempre en dieta y pendiente a su figura.

Sí, usted misma madre obsesiva, padre perfeccionista donde a su casa no puede llegar una B de la escuela.

- Ojo con esa niña que tiene que ser la mejor de su clase porque es “MI HIJA”, que se convierte en una maquinita de estudiar y hasta que no termina la tarea de la semana que viene no para ni para beber agua.

- Ojo con las dietas de cero carbohidratos, con los cero grasas acompañado de una dieta prescrita por un médico irresponsable que se hace llamar “especialista en dietas y nutrición”.

- Ojo con la jovencita que comienza a cortar calorías, a solo pensar en leche descremada, arroz integral; que mas nunca se come el bizcocho de chocolate o el tres leches, y que la pizza de la noche a la mañana se convierte en un pecado mortal.

- Ojo con esas niñas que dejan de ir a la fiesta de su amiguita porque el traje le aprieta porque está “obesa” con ese vestido talla cero, y que su estado de ánimo depende casi exclusivamente de los jeans size 26.

- Ojo con la gordita del grupo que comenzó una dieta de NO SÉ QUIÉN y ya está flaquísima pero quiere seguir rebajando; que tenía la autoestima en el suelo, ahora con un humor eufórico vive en el espejo y que a usted misma, querida señora, hace meses la señora que cocina, le está diciendo:  “Doña, su hija ya no come ná”.
 Héctor Guerrero Heredia es psiquiatra
hguerreroheredia@elcaribe.com.do
                     
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres