Blogia
Lucía Collado

Dime como duermes...

Dime como duermes...

El profesor Chris Idzikowski, director del Servicio de Consejo y Asesoramiento para el Sueño, analizó seis posiciones típicas para dormir y comprobó que cada una de ellas guarda relación con un tipo de personalidad.

"Somos conscientes del lenguaje de nuestro cuerpo cuando estamos despiertos, pero es la primera vez que se sugiere que una postura inconsciente dice algo de nosotros", afirmó el experto.

La primera de las posturas estudiadas por Idzikowski es la "fetal", por la que la persona duerme encogida.

Estos individuos a menudo parecen personas difíciles, pero en el fondo suelen ser sensibles y tener un gran corazón. Además, cuando se les conoce dan impresión de ser tímidos, pero cuando se relajan se vuelven muy abiertos.

Esta fue la posición más popular entre las mil personas que participaron en el estudio, con un 41 por ciento de asiduos, especialmente mujeres.

La segunda -15 por ciento- fue la denominada "tronco", que consiste en dormir de lado con los brazos pegados al cuerpo.

Las personas que adoptan esta posición son fáciles de tratar, sociables y les gusta estar acompañados por grupos grandes, si bien suelen ser un poco ingenuos y confiar demasiado en los extraños.

La postura "del que añora", preferida por el 13 por ciento de las personas analizadas, consiste en tumbarse de lado con los brazos separados del cuerpo y quienes acostumbran a dormir así suelen ser abiertos, aunque también cínicos y maliciosos.

Pero también suelen no tener las cosas claras y les cuesta tomar decisiones, aunque cuando lo logran no hay quien les haga cambiar de opinión.

La postura del "soldado" -ocho por ciento- es boca arriba y con los brazos pegados al cuerpo. La gente que reposa así suele ser tranquila y reservada, no le gusta el alboroto y se fija metas elevadas, además de exigir mucho a los demás.

La quinta es la postura de "caída libre" -siete por ciento-, que consiste en dormir boca abajo con las manos alrededor de la almohada.

Los que acostumbran a adoptar esta posición suelen ser sociables y tener gran desparpajo, pero también son nerviosos y se enfadan fácilmente. Son pacíficos, pero no aceptan bien las críticas ni las situaciones conflictivas.

Por último está la posición "estrella de mar" -preferida por el cinco por ciento- con el cuerpo boca arriba y los brazos extendidos hacia atrás sobre la almohada.

Los habituales de esta postura suelen ser y tener buenos amigos porque siempre están dispuestos a escuchar a otros y a ayudar cuando hace falta, y no les gusta ser el centro de atención.

Otro cinco por ciento de los estudiados respondió que su postura para dormir variaba, mientras que un seis por ciento ni siquiera era consciente de cuál era su posición habitual.

El estudio también explicó qué posiciones eran beneficiosas para distintos aspectos de la salud. Por ejemplo, la de "libre caída" ayuda a hacer la digestión, mientras que la del "soldado" y la denominada "estrella de mar" aumentan las probabilidades de roncar y respirar mal durante la noche

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres