Blogia
Lucía Collado

Italia y los inmigrantes ilegales

La promesa electoral de Silvio Berlusconi de combatir el crimen -adjudicado principalmente a los extranjeros que entran a Italia ilegalmente- ha conducido a la adopción de nuevas medidas -calificadas de draconianas por sus críticos- que ahora han sido apoyadas por ambas cámaras del Parlamento.

Con la nueva legislación, los sospechosos de ser inmigrantes ilegales podrán ser detenidos sin juicio hasta 18 meses y, de ser encontrados culpables, podrían recibir condenas de hasta cuatro años de cárcel.

 Además, los extranjeros que sean condenados por crímenes recibirán sentencias de hasta un tercio más largas que las que podría recibir un ciudadano italiano.

Los castigos por conducir bajo la influencia del alcohol o de las drogas también han sido incrementados y los juicios para los crímenes más graves serán agilizados.

La administración de la Justicia en Italia es manifiestamente lenta, muchos casos pueden durar años antes de que un veredicto final sea dispuesto.

Para justificar la aprobación de esta nueva ley que penaliza la inmigración ilegal, fue presentado un informe que contiene las cifras de criminalidad de 2007 que da cuenta -entre otras- de que en la ciudad de Brescia  los extranjeros cometieron el 60% de los intentos de homicidio, el 60% de los robos y el 82% de los asaltos; por solo citar un ejemplo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres