Blogia
Lucía Collado

Las diez mejores mamás del reino animal

Las diez mejores mamás del reino animal

1.- La elefanta es la primera mamá en la lista, quien busca y acomoda su espacio para dar a luz a los bebés más grandes en la tierra -- ¡estamos hablando un promedio de 200 libras aquí!.   Los elefantas también merecen un premio por aguantar un embarazo de 22 meses.  Los bebés inicialmente   nacen ciegos, por los que la madre los enseña a sobrevivir forzándolos confiar en sus troncos para la navegación y el descubrimiento, pero afortunadamente, viven en una sociedad matriarcal.   Una vez que el bebé nazca, todas las otras “señoras” en la manada   prestan a una mano, incluyendo abuelas, hermanas, tías e incluso primos. Estos baby sitters a tiempo completo del bebé se llaman los “allomothers”, y ayudan en cada aspecto de criar los jóvenes  nacidos -- ¡en este caso, realmente toma una aldea para levantar un elefante!  

2. El Koala nunca entra en competición al comer con un koala femenino, pues ella cena solamente una cosa:   Hojas altamente venenosas del eucalipto.   Su zona digestiva puede tolerar esto de otra manera mortales, gracias a los intestinos que se emplean a fondo con bacterias especiales que desintoxican las hojas.   Los bebés -- o joeys -- no se llevan con estas superpotencias (sin mencionar que los recién nacidos también carecen de oídos,  ojos y   piel), pero mamá Koala viene al rescate y les ayuda a acumular su tolerancia alimentándoles con las propias heces de ella. “Uácala bun bun!”.   Una vez que los joeys nacen, pasan cerca de seis meses dentro de la bolsa de su madre que los alimenta con su leche hasta que se forman sus piezas u órganos faltantes.  Pero ésta es una mamá que no perderá ningún sueño mientras consolida la crianza de su vástago:   El koala femenino consigue cerrar los ojos cerca de 22 horas al día, lo que significa, que casi el 90 por ciento de su vida se la pasa roncando!.

3. La cocodrila, Al Gore debería estar orgulloso ya que el cocodrilo femenino tiene que tener uno de los embarazos “más verdes” por lo que está del lado del ozono.  Su nido es un montón de la vegetación en descomposición (la última pila del estiércol vegetal!) que produce calor así que no tiene que sentarse en sus huevos.  Los científicos han utilizado los termómetros especiales para supervisar el período de dos meses de la incubación en estos nidos y han descubierto que el calor hace más que traer estos bebés a la fricción.   ¡Si la temperatura es menos de 88 grados, explota el color rosa (es una niña!), pero si remata 91grados, es un varón!. Una vez que los bebés nazcan, las madres los llevan alrededor en sus quijadas para la protección, asistiéndoles en el agua, donde pasarán sus primeros años donde comen pescados, insectos, caracoles y crustáceos.

4. Los osos polares machos son los reyes de estancias de una sola noche. ¡Estos Casanovas vuelven la espalda a hembras después del acoplamiento, dejando a las futuras mamás para poner alrededor de 400 libras durante su embarazo!.   Esto es mucho "peso de bebé," pero en este caso, las ansias de noche son animadas - de hecho, si la hembra no encuentra bastante alimento para poder doblar su peso, su cuerpo realmente absorberá el nuevo el feto.   ¿Suena a algo de una película de ciencia ficción?... Es demasiado verdadero.   Después de que ella hace las maletas en las libras, el el oso polar tiene uno de los trabajos más fáciles en el expediente.   Ella cava una guarida de maternidad (generalmente en una acumulación de nieve), donde ella entra a hibernación-como estado, no come por dos meses y también no duerme con el nacimiento del bebé. ¿Puedes imaginarlo? “Empuje!” … “Zzzzzz”…  “Uno más!”…  “Zzzzzz”.    Los recién nacidos son lindos, ciegos y desdentados, pero graciosos, y permanecen generalmente al lado de su mamá por apenas dos años antes de ser enviados solos por el mundo – Algo así como condensar la infancia con los años de la niñez con los años adolescentes quizás?... Hmm!.

5. La paciencia de Cheetah es una virtud, especialmente cuando viene a ser una mamá del cheetah.   En cualquier hora dada, las hembras tienen generalmente cuatro a seis cachorros para cuidar pero, estos “cabritos” no nacen con instintos de   supervivencia.   Está la mamá para enseñarles  cómo buscar la presa y evitar otros depredadores, y este entrenamiento puede llevar casi dos años para que adquieran las destrezas necesaria para sobrevivir por si mismos.   Una vez que los cachorros aprendan a apartarse  por sí mismos, la mamá se aparta de ellos  para comenzar a una nueva familia, mientras que su descendiente dejó detrás forma al grupo de hermanos.   Los muchachos permanecerán juntos por la vida, pero las hembras dejarán al grupo seis meses o más adelante, pues tienden a ser solitarias y a evitarse unas con otras para hacer sus propias vidas. Humm!... pasará algo parecido en la especie humana?...

6. La muy inteligente orangután, es la última hechura de tu propia madre. ¡Ella gasta casi toda su vida en la altura de los árboles, dónde  construye un nuevo nido cada noche de ramas y follaje, formando más de 30,000 casas en su vida!.   Ella también, nunca deja a sus bebés, generalmente cuidando el descendiente hasta que ellos alcancen la edad de 6 ó 7 años-esto es la  dependencia más larga de cualquier animal en la Tierra-. En su mayor parte, los machos vienen sólo para aparear, y hasta los niños se alejan más rápidamente de sus madres que sus homólogos femeninos, que a menudo se quedan más tiempo para aprender las habilidades de criar un niño. ¿Orangután -alguien- en casa Ec!?...

7. Los búcaros de pico rojo viven en la isla indonesia de Sulawesi, donde   utilizan agujeros en árboles como sus nidos.   Sus huevos son un alimento favorito de los lagartos monitor, entonces para combatir a estos depredadores, los búcaros estrechan la entrada a sus nidos con un sellador muy especial -sus propias heces-.   El Búcaro madre se quedará en su agujero para el período de incubación de dos meses enteros, no haciendo caso de nada, ni siquiera de su propia hambre (aunque uno pueda imaginar que el olor de su método de protección mataría más o menos, el apetito de alguien).

8. La Elefanta marina, esta es una “mujer” que es grande y responsable, siendo que la elefanta marina generalmente alcanza hasta 1,700 libras!.  Sin embargo, esto no es nada comparado a su pretendiente macho, que es por lo general cuatro veces su tamaño (y tiende a “parquearse” alrededor   si recibe esperanzas).  Una vez embarazadas, éstas futuras mamás inmediatamente comienzan a añadir al bulto hasta más, poniendo el peso adicional durante cada día del período de gestación de 11 meses!.    Sin embargo, cuidando a sus pequeños después de que ellos nacen, ella bajará aproximadamente 600 libras en menos de un mes! -tipo parecido a todas aquellas mamás celebridades de Hollywood, que recuperan su forma en un período ridículamente corto (aunque esto pudiera tener algo que ver con entrenadores personales y régimen de comidas también).

9. En el caso del pulpo, cuando  viene a tener bebés, el pulpo femenino no se mete -ella pone más de 50,000 huevos, y esto es sin cualquier medicina de fertilidad!-,esto toma alrededor de 40 días para los huevos para desarrollarse antes de la incubación, y las permanencias de mamá cerca de ellos el tiempo entero, protección de ellos de depredadores suavemente haciendo volar corrientes de agua sobre ellos para proporcionar el oxígeno. ¿Pero el juego del guardaespaldas a los huevos también le prohíbe cazar para ella… qué tanto debe una mamá hacer?... Bien, veamos!, con ocho brazos, seguramente esto es más de lo que algún pulpo realmente necesita, de modo que cuál es el daño en comerse uno?... la sal y la pimienta, por favor!.

10. Piojo de Mar.  Seguramente ella puede ser sólo un pequeño crustáceo acuático, pero el piojo de mar femenino es el No. 1 en la lista y aquí está por qué:   ¡Primero, ella es atraída por el macho en su madriguera de soltero para aparear dónde - sorprendente!... ¡-ella descubre que está realmente en un harén con otras 25 hembras embarazadas!.  Si no fuera bastante malo, una vez que los bebés están listos para nacer, ellos hacen su camino en el mundo comiéndose a su madre de adentro hacia afuera. El peor parto que alguien pueda tener alguna vez.  O no?... porque sabemos de especies que se comen o matan a sus propios hijos… pero esta modalidad bien se pudiera evitar el desenlace no embarazándose… verdad?... estamos pues, ante una madre de entrega total!./Tomado de MSN.  Recopilado y traducido por Lucía Collado.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres