Blogia
Lucía Collado

Ciencia apasionante...

Ciencia apasionante...
Columna
El psiquiatra recomienda
Por Guerrero Heredia / El Caribe
Martes 4 de marzo del 2008 actualizado a las 1:35 AM
 

 

 

 

 

 

 
Fascinante

Nuestro cerebro, la evolución más sofisticada de la naturaleza, es capaz de integrar millones de funciones, recuerdos, emociones, y principalmente, percepciones, que son asimiladas por un complejísimo sistema de recepción contenido en los cinco sentidos. La vista, compone la visión y todo aquello capaz de absorber la luz.

El olfato, sistema perceptivo, que aunque menos desarrollado en el hombre que otros animales, capta aquellas moléculas  diseminadas en el aire.

El gusto, la forma en que lo que ingerimos se convierte en algo placentero o despierta un sistema de alarma para rechazar alimentos que podrían ser nocivos.
El oído, a través de vibraciones en el aire percibimos los sonidos y también mantenemos el equilibrio de nuestro cuerpo.

El tacto, sistema ultra sensible de activación por contacto físico con el medio externo, tan sofisticado que sale de nuestra cabeza y cubre todo nuestro cuerpo a través de las diferentes capas de la piel.

Ahora, estos sentidos por sí solos no son capaces de entender e integrar lo que perciben si no tienen la conexión de múltiples áreas del cerebro que interpretarán la manera organizada de lo que reciben. Imagínate que podría hacer una camarita de computadora (sentido de la vista) si el disco duro de dicha PC (cerebro) no funcionara… la camarita, no serviría de nada.

Así, el cerebro, además de la capacidad de integrar la función de los sentidos, tiene que organizar las estructuras que producen los pensamientos e ideas que se almacenan en nuestro disco duro como memoria.

Toda esta teoría pertenece al interesante mundo de la neurología, pero… ¿qué pasaría si por alguna razón bioquímica, ideas y pensamientos se distorsionaran cambiando el sentido de realidad y entonces uno(a) comenzara a tener ideas incoherentes ?… y aunque  el sistema neuroanatómico esté intacto -la camarita funcione bien-, la imagen obtenida sea diferente a la enfocada... entonces, estaríamos frente a una nueva ciencia que, usando la neurología como sustrato, trastorna el pensamiento del individuo, distorsiona el sentido de realidad, y la percibe de manera distinta. 
Si entendiste, bienvenido(a) al fascinante mundo de la psiquiatría.
Héctor Guerrero Heredia es psiquiatra
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres