Blogia
Lucía Collado

Alma y depresión

Alma y depresión
24 de Julio del 2006, 4:21 PM (publicado en MUJER UNICA)
- OPTIMISTA

- Por: YVONNY ALCÁNTARA. Fotos: ALINA VARGAS

La enfermedad del alma ¡supérala!

Quienes han padecido de depresión saben que no hay una receta mágica para superarla. Tampoco un tratamiento único como existe para otras enfermedades.

 

 

 

 

Los especialistas que tratan la depresión –psiquiatras– reconocen que a menudo el antidepresivo o la terapia que funciona en un paciente puede no hacer efecto en otro.

Si eres de las que lucha en estos momentos contra el desánimo y la dejadez que caracterizan la depresión lo primero que debes hacer para enfrentarla es reconocer que estás enferma y que necesitas la ayuda de un profesional.

Para el doctor Héctor Guerrero Heredia, psiquiatra y psicoterapeuta, desde el momento en que se piensa en depresión se debe tratar la enfermedad como tal. Es decir, inmediatamente el paciente debe visitar un especialista en la materia, que a la sazón será un psiquiatra.

Qué es

Popularmente es conocida como la enfermedad del alma. Pero en el mundo de la medicina la depresión es definida como una enfermedad médico-psiquiátrica cuyas características más comunes son la tristeza, poco ánimo, sensación de castigo, de culpa, problemas con el sueño, con el apetito, con la concentración y en definitiva con las ganas de vivir.

Cómo se llega

Según explica Guerrero Heredia, para que la depresión se manifieste en una persona se deben conjugar tres grandes factores: una predisposición biológica, una impulsión de un grupo de neurotransmisores que afectan áreas del cerebro y un problema social que puede ser de tipo económico, familiar o cualquier situación que produzca estrés extremo.

Manifestación

En cada grupo humano la enfermedad presenta características especiales. Por ejemplo, en los niños se puede manifestar con irritabilidad o violencia. En el caso de los adultos, las mujeres son las que presentan el cuadro más “florido”. La descripción médica establece ganas de llorar, ansiedad, irritabilidad, pérdida del interés por las cosas que hacía antes y un sentimiento de culpa y de fracaso.

Los hombres como son más reservados tienden a demostrar menos que están deprimidos. La misma presión social y económica que recae sobre ellos es un freno que les impide dejarse morir en una cama. Sin embargo, esto no los exonera de manifestar la enfermedad. Ellos también evidencian el desaliento a su manera. “En el hombre tú puedes ver la depresión como un abuso a una sustancia. El está bebiendo más que nunca, está más incómodo que nunca”, destaca el especialista.

Tipos

Es importante que sepas que hay estadios de la depresión. Así hay personas que padecen una depresión leve, moderada, severa y otra llamada depresión maligna. El doctor Guerrero Heredia, explica que los síntomas serán más severos dependiendo del nivel de la enfermedad. Hay otro tipo de depresión que es más difícil de detectar debido a que los síntomas no se manifiestan en el estado de ánimo sino en el cuerpo. A este tipo se le conoce como depresión enmascarada. Se puede presentar a través de dolores de barriga, náuseas, diarrea o cualquier otro problema en el cuerpo.


¡Detéctala!

Muchas personas que hoy padecen depresión severa pudieron haberlo impedido. ¿Cómo? Si hubiesen puesto atención a los cambios que se estaban presentando en su estado de ánimo. Según el doctor Guerrero Heredia, los cambios de humor son la voz de alerta para detectar la enfermedad. Si de pronto te irritas por todo, tienes problemas para realizar tus tareas diarias en el trabajo, la universidad o ya no te interesa ir de compras con tus amigas. Esos pueden ser indicios de que algo anda mal contigo y debes ir al médico enseguida.

CÓMO VENCERLA

Caer en depresión es cada vez más fácil y frecuente en estos tiempos de vida agitada. Superarla, significa librar toda una batalla contra la dejadez y la falta de voluntad. En general, la mayoría de los deprimidos quieren ser personas normales. Lo ansían desde lo más profundo de su alma, pero a la hora de hacer algo para conseguirlo, les faltan las fuerzas. “La gente cree que es uno que no quiere poner de su parte, lo que ocurre es que la mayoría de las veces ese ánimo no llega”, dice Esther, que sufrió de depresión durante seis años. Y es que el paciente depresivo no genera interés hacia nada ni hacia nadie. Por eso que cuesta tanto conseguir que sane. Para el doctor Guerrero Heredia, lo mejor que puede hacer es poner su caso en manos de un experto para que lo evalúe e indique el tratamiento que más le conviene. Este tratamiento casi siempre es a base de antidepresivos y terapias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres