Blogia
Lucía Collado

No tienes que ponerte?

No tienes que ponerte?

Organizando el Guardarropa

Recopilado y traducido por: Lucía Collado

Muchas veces nos quejamos de que no tenemos que ponernos, que tal o cual pieza no tiene nada que le combine, pero la verdad es que la gran mayoría (de las mujeres sobre todo), tenemos nuestros closets atiborrados y desorganizados, no porque lo seamos en nuestras vidas sino por la rapidez con que nos acercamos a tomar la ropa o por que en la distribución no nos hemos tomado el tiempo para aplicar unas simples técnicas que pueden hacer que demos un uso eficiente a nuestro guardarropa.

·         Generalmente, los closets en la parte superior tienen un tramo, agrega otro entre el presente y el techo -si puedes- y úsalo para guardar cosas que solo uses ocasionalmente, tales como los propios de las diferentes estaciones (invierno, verano...), zapatos que no uses frecuentemente, sombreros, etc.  Usa tramos organizadores para mantener las cosas delicadamente colocadas en la parte superior del closet. 

·         Usa la puerta - añade ganchos para los cinturones, corbatas u organizadores de zapatos. 

·         Mantén los artículos pequeños, tales como blusas en un solo extremo del closet para dar mas espacio al piso (puedes entonces, colocar ahí, entre otras cosas, cajas de zapatos...).  Si el espacio lo permite, añade una barra entre la existente para blusas y los pantalones que cuelgues doblados. 

·         Compra bolsas de colgar plásticas de las que traen pequeños compartimientos para joyería y/o bisutería, medias u otros artículos que tienden a crear desorden por la manera en que las guardamos, amontonadas y sin clasificación alguna. 

·         Organiza la ropa por:   1) Tipo de ropa.   Pon todas las blusas y tops juntos, todos los pantalones en un área, todos los vestidos en un lugar de cortos a largos, etc.  Este modo trabaja para la mujer que para vestirse selecciona primero su par de pantalones favoritos,  para luego moverse a la sección de blusas y tops para elegir la combinación que prefiere ese día.  Tener toda la ropa clasificada según su tipo puede hacer muy fácil encontrar las cosas, si ésta se ajusta a la rutina de vestir en las mañanas.  

2) Por color es otra manera de hacerlo, pon todas las blusas rojas con pantalones y faldas rojos; todos los tops azules con los azules.  Si tienes toda tu ropa separada por color puede hacer muy rápida tu búsqueda a la hora de buscar que ponerte, porque sabrás exactamente donde están.  Así cuando quieras un color determinado, irás directamente al área asignado para ese color dentro de tu closet.  

3) Otra manera, la cual requiere más tiempo y planeamiento en el comienzo pero que lo ahorra después, es organizar la ropa por conjuntos.  Toma una tarde para escoger las piezas que van bien como conjunto.  Toma las que sirven como conjunto para un look de oficina, encuentra entonces, todas las blusas y camisas que puedes añadirles.  Entonces una falda y selecciona los tops que combinan con ella y mantén esas próximas unas a otras en tu closet.  Encuentra los tops que van bien con tus jeans favoritos, y colócalos cerca de ellos.  Trabaja todas las combinaciones que puedas crear con tus ropas sin tener que pensar mucho cuando estás cansada en las mañanas o cuando tienes que salir de la casa rápido y sintiéndote confiada de que luces fantástica, y mantén esas combinaciones de prendas como combinaciones preseleccionadas.   

4) También, una manera simple de combinar tus ropas es arreglarlas por estilo:  Ropa de trabajo, ropa casual,   y ropa de fiesta.   Cuando es tiempo de trabajar, simplemente te diriges a esa área y tomas tus trajes de oficina, blusas básicas (como la clásica blanca) y cualquier otro tipo se atuendo profesional que complemente tu guardarropa.  Cuando el día terminas, pues vas al área casual de tu closet.   Y para la ropa de fiesta, es fácil, manténla toda en un lugar y la encontrarás rápido, incluso cuando tengas mucho sin usarla y tengas una invitación de última hora para ir a una fiesta.    

Tener tu ropa toda “reburujada”, te hace perder tiempo, por lo que ante el desorden de un closet debemos tomar en cuenta ciertos detalles como:

·         Saca la ropa que hayas usado por más de un año.

·         Saca la ropa que por más de seis meses, no puedes decidirte sobre si botarlas o conservarlas.  Si en ese tiempo no has te ha hecho falta su uso: bótalas!, regálalas, vndelas en una pulga, etc.

·         Pon una pequeña gaveta en el closet para agregar mas espacio para guardar.  Esta puede ser de madera (si la mandas a construir), de plástico o incluso de las que se encuentran en las tiendas de cartón comprimido... en todo caso, estará colocada en un lugar donde nadie va a estar viéndola todo el tiempo-.

·         Guarda la ropa de estación en otra locación.

·         Para decidir que hacer con esa ropa que no estás usando, toma una tarde lluviosa (por ejemplo) para probártela.  Una vez hecho esto, estarás en capacidad de decidir que hacer con ella.

·         Aquella ropa con la cual tienes un lazo sentimental y has conservado por años bien guardada, decide la que de verdad vale la pena conservar y ponla en cajas, envuelta con tela o papel de seda azul -para prevenir que se tome amarillenta, sobre todo en el caso de la blanca-; la que simplemente guardas porque te la regaló una tía y no te gusta, sácala (ella no tiene que enterarse).

·         Para Mantener la ropa seca, saca la ropa de las bolsas de lavandería.  Cambios en la humedad del ambiente pueden causar el tono amarillento en ciertas telas.

·         Reemplaza las perchas de metal por plásticas, acolchadas o de madera, pues las primeras tienden a deformar y hasta pueden dañar las prendas colgadas en ellas. Todo consiste en disponer las ropas en una forma que puedas ver lo que tienes y encontrar lo que quiere fácilmente. 

La iluminación en tu closet debe ser un factor a tomar en cuenta, especialmente si tienes mucha ropa negra.  Vale decir, que además de ayudarte a distinguirla mejor, de vez en cuando iluminar el closet por ratos cortos, ayuda a combatir la humedad dentro del closet (OjO:  utilizar los productos para este fin con cuidado de que no hagan contacto con la ropa).

El tiempo que te toma organizar será recompensado grandemente, una vez que hayas dispuesto de tu ropa en cierta manera que las mantengas así.  Algunas mujeres tiene en su closet un fabuloso ajuar  que nunca usan, simplemente porque no está fácilmente accesible.  Ellas incluso, pueden olvidarse de lo que han comprado.   

Estas ideas pueden ayudar mucho, ya que por lo general nadie se mide del placer de comprar cuanta ropa le guste y le sea posible.  De todos modos, es bueno recordar que un guardarropa básico se forma con solo:

1.       Una blusa blanca

2.       Un par de blue jeans

3.       Un vestidito negro de cocktail

4.       Un conjunto sastre (tres piezas) en negro

5.       Un conjunto sastre en azul marino

6.       Cuatro o cinco tops en colores pasteles sólidos

7.       Un par de pantalones beige o kaki

8.       Zapatos negros cerrados

9.       Zapatos marrones cerrados

10.   Zapatillas negras   

Lucir bien pues,  no es solo comprar las prendas adecuadas, sino también disponerlas en casa con las otras ropas, de manera que pueda crear nuevas combinaciones –y estar disponibles para ser encontradas rápidamente-.   O sea, que cuando una mujer dice:  “no quiero ir porque no se que ponerme”, quizás solo necesita organizar su closet.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres