Blogia
Lucía Collado

La Vajilla

La vajilla es un elemento imprescindible en la mesa, que consiste en el conjunto de utensilios que se utilizan para el servicio de la mesa, es decir, trasladar, servir y permitir ingerir la comida; tanto a diario como en ocasiones especiales. Aunque existen diversidad materiales, las mas habituales son de porcelana y de loza. Igual nos ocurre con los diseños y los tamaños. Las modas y los fabricantes han dado lugar a una libertad (dentro de unos límites) en cuanto a tamaños y diseños. Lo mejor será escoger, algún diseño clásico, válido para cualquier ocasión, pues se pasan menos de moda, y son más fáciles de combinar. Para diario o reuniones informales puede contar con una vajilla de diseño más moderno y atrevido.Una vajilla debe contener, al menos en su formato más básico: Platos hondos, platos llanos y platos de postre. Las vajillas más completas pueden llegar a tener un número de piezas elevado, aunque muchas de ellas no se suelen utilizar nada más que en contadas ocasiones. Podemos encontrarnos vajillas con: platos y tazas de consomé, soperas, salseras, bandejas de los más diversos tamaños y formas, platos especiales para espárragos, caracoles, cuencos diversos, etc. Cuidado con utilizar elementos extraños de la vajilla que puedan poner en aprietos a nuestros invitados. Algunos elementos que inicialmente no componen la vajilla, son los bajo-platos o platos de presentación, cada más utilizados y sin lugar a discusión, muy elegantes. Se colocan como elemento decorativo, y como base de la vajilla tradicional. En comidas formales procuraremos utilizar vajillas de calidad (tipo Sevre, Limoges, Rosenthal…). Al colocar los platos en la mesa es importante recordar que nunca se colocan dos platos iguales juntos (dos llanos o dos hondos juntos, por ejemplo). Tampoco se coloca directamente sobre el mantel o bajo-plato, un plato hondo.Los platos se colocan separados entre si unos 45 cms., y a unos 3 cms. del borde de la mesa (unos 3 dedos, más o menos). Los platos deben colocarse limpios libres de manchones o rayados. Se puede colocar un plato de “relleno”, es decir, completando el servicio, que se retira para reemplazarlo por el que contiene la entrada. Si utiliza un platillo para el pan, que existe, éste se coloca en la parte superior izquierda, justo en la parte superior de los cubiertos de la izquierda (tenedores). Sobre él se coloca un pequeño cuchillo, que es el creado para untar la mantequilla, que se coloca entre la una y las dos del reloj.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres