Blogia
Lucía Collado

Mantelería

El mantel es el vestido principal de la mesa. Este elemento para cubrir la mesa puede ser de tela, plástico o papel.  Viene en diferentes formas según sea la mesa que vaya a vestir, ya sea, rectangular u oblonga, redonda o cuadrada.  Existe el mantel en si, y los manteles individuales, que son -como su nombre lo indica- para ser colocados en el puesto donde vaya el servicio de cada comensal.

Salvo para comidas familiares (incluso en éstas, debería evitarlo), olvídense de mantelitos individuales y manteles de papel si quiere guardas las normas de etiqueta -éstos solo están concebidos para comidas muy informales-.  si definitivamente los quiere usar:  NUNCA!!!, se le ocurra colocar mantel e individuales al mismo tiempo.  O coloca el mantel o coloca los individuales.

Como para que todo vestido de alta costura se luzca, existe una prenda interior para esta “vestimenta” que se coloca a la mesa a la hora de comer, en este caso hablamos del  bajo-mantel o muletón, que sirve para varias cosas importantes:·         Evitar que el mantel resbale, proteger la mesa de comidas calientes, evitar humedades por el derrame de líquidos, proteger la mesa de golpes y evitar ruidos durante el servicio de mesa. El muletón o bajo-mantel nunca deber ser mayor que el tamaño del mantel, para que no sobresalga. Tampoco debe ser muy grueso, para que no haga el efecto de estar debajo de una “colchoneta”.El mantel debe cubrir por completo la mesa, pero sin colgar hasta el suelo. La regla general es que solamente debe colgar, como mucho, un tercio de la distancia que haya desde la mesa hasta el suelo. Por supuesto, tampoco deberá quedar corto, dejando al descubierto una parte de la mesa o del muletón, o quedando al “ras” de la mesa, tapando justamente el borde de la misma. Ambas situaciones dan como resultado una mesa sin elegancia ni gracia. 

Si el mantel es calado es obligatorio poner un muletón o “fondo” para evitar que se vea la mesa.  En el mercado hay manteles de todos los tipos de tela, desde algodón hasta jacquard, tejidos, bordados, etc., todo va a depender de la formalidad de la comida y -por supuesto!- del ambiente y decoración del comedor.  Hay variedad para todos los gustos y para todos los bolsillos.

El mantel debería armonizar con la mayor parte de elementos que componen la mesa, léase:  Con la vajilla, los adornos, etc. El color más utilizado y elegante es el blanco; le siguen los colores pasteles suaves o el color marfil. En determinadas ocasiones, como Navidad por ejemplo, se pueden utilizar manteles con diversos motivos referentes a la fecha y en colores brillantes. Las servilletas, deben estar a juego con el mantel, o al menos ir combinadas con él (si no pertenecen al mismo juego). Estas se colocan a la derecha del plato, aunque en diversos libros de protocolo las sitúan a la izquierda también. Encima del plato, no se debería aunque también se hace en los casos en que no se ha servido el plato de entrada al momento de los comesales llegar a la mesa.

Consejos para comprar La Mantelería  Hoy se usan principalmente los manteles de lino, algodón y poliéster que no cuelgan más de 20 cms., en la mesa.Cuando vemos las palabras jacquard y damasco se refieren al tejido o al acabado, por ejemplo el damasco es un tejido de seda o algodón, que forma un labrado en relieve. Antes de comenzar, es fundamental que midas tu mesa del comedor y entonces sí, listas y listos para comprar:1- Manteles:   Lo mínimo son dos juegos, uno formal y uno informal, pero lacantidad específica la decide cada quien según sus posibilidades. Es importante elegir telas fáciles de lavar y que no requieran cuidados especiales.2- Bajo mantel:  Es indispensable para que los platos no suenen o selastimen, viene en diferentes tejidos desde plástico hasta acolchado. Si es blanco combinarà con cualquier mantel. Si se usa de se pueden hacer combinaciones muy bonitas con los manteles calados y tejidos.3- Servilletas:   Hay de varios tamaños, todo depende si son servilletas para desayuno, comida o cena; entre más largas más formales, las más prácticas  son las de 50 x 50 cms.  Para un comedor es de 8 personas comprar 16 servilletas, si es de 12 compra 24; es recomendable comprar el doble porque así se les pueden reemplazar las servilletas que estén muy manchadas a los comensales –de lo que debe estar pendiente la persona encargada de servir la comida-.  Lo mas recomendable es elegir una textura agradable al tacto y una tela fácil de lavar.4- Manteles Individuales, lindos mantelitos de tela o plástico que se colocan en el puesto de cada comensal. Podemos tener diferentes juegos para variar, incluso podemos comprar estampados de acuerdo a la ocasión. Con respecto al número, es bueno tener de reserva, así que comprar 2 ó 3 màs de los necesarios, es lo mas aconsejable.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres