Blogia
Lucía Collado

Ondas, volumen y resequedad

Ondas, volumen y resequedad

 

 

(Para responderle a Sexylia)

Mientras muchas mujeres se lamentan porque no tienen su pelo ni rizo ni lacio, es decir:   Ondulado; para otras muchas sería lo ideal, pues tener el cabello ondulado o con rizos suaves (porque no se necesita usar rolos de ningún tipo).

Para el primer grupo, resulta conveniente conocer las “estrategias” con que podemos contar al momento de decidirnos por un peinado que requiera de un cabello lacio. (Sin hablar de la posibilidad de alisar el pelo mediante procedimientos químicos).

 

Aunque no todos los cabellos ondulados son rebeldes, de todas formas hay que mantenerlos sanos y humectados, con tratamientos acondicionadores para que sean manejables. 

 

Si tienes tu cabello ondulado, hay que acondicionar los extremos, para de esta forma darle un mayor peso, ya sea con un shampoo nutritivo o un acondicionador especial.

Para lograr un pelo lacio el más importante paso en el alisamiento es eliminar la electricidad estática.   Otro buen aliado son los productos hidratantes, pero hay que revisar su grado de alcohol, pues mientras mayor sea, más fuerte será el producto.  

Al contrario, si se trata de un cabello débil, liso o pobre, el alcohol sí debe incluirse en el tratamiento capilar para aportar volumen.

A la hora de aplicar estos productos, cuando la cabellera es escasa y fina hay que hacerlo con la cabeza hacia abajo.   En cambio, si el grosor y la densidad son mayores, se debe separar capa por capa, comenzando con una raya al medio, y luego peinar cada sección por separado, para no causar electricidad estática ni encrespar el cabello.

Para quienes buscan un resultado más profesional, la plancha alisadora es lo ideal.   Se aplica mechón por mechón, pero nunca con el pelo húmedo, ya que lo quemaría.   También hay que evitar el uso excesivo, porque lo torna quebradizo.

Un pequeño truco casero para conseguir un cabello liso consiste en usar agua fría, lo que le dará mayor brillo a la cabellera.


Una forma de peinar el cabello ondulado liso y con volumen en la raíz, y con ondas bien marcadas en las puntas, tal y como lo llevaban muchas estrellas de cine en los años 50s.  Para obtener este peinado, hay que usar rolos (o rulos) y spray  para que dure más tiempo.   

 

Una vez logrado el look deseado, no debe peinarse el cabello hasta tanto la intención sea desbaratar o lavar el pelo, porque se echaría a perder el peinado.   Solo necesitas sacudirte el pelo y darle forma con las manos.

 

Al momento de elegir un corte de pelo es necesario saber en qué dirección van tus ondas para determinar el corto apropiado y el procedimiento a seguir.   El pelo, no importa su textura o densidad, es para sacarle el mejor partido al momento de vernos bien, más que bien, fabulosas.  De todas formas, es bueno que tomes en consideración lo siguiente: 

 

  • Si te gusta ser práctica y no invertir mucho tiempo en el arreglo de tu cabello ondulado, déjatelo largo, pues el peso de tu melena controlará tu rizado, suavizando las ondas. 
  • Si por el contrario, prefieres llevarlo corto, debes saber que los rizos serán más definidos, como tirabuzones o encaracolados.
  • Si lo que buscas es lucir una melena, un buen corte en capas largas ayuda a que las ondas se suavicen.

Cómo controlar el frizz de tus rizos?:
1.- Lava tu pelo y sécalo con la toalla.   Aún mojado, desenrédalo, échale un poco de mousse, y ve dándole forma con tus manos.   Un toque de spray ¡y listo!.
2.- Puedes secarlo con blower y luego ponerte los rolos, o viceversa: primero los rolos y después lo secas.  Lograrás unas ondas de revista.

Ahora bien, no importa cuál sea el largo que decidas, debes ser estar bien informada y segura de lo que buscas al momento de seleccionar un corte.  Visita un estilista profesional y explícale si lo que quieres es algo  que requiera poco cuidado, de fácil arreglo o, si vas a tomarte tiempo para secarlo, ponerte rolos o pasarte la plancha o las tenazas calientes.   

 

Escucha los consejos de los expertos, sopesa los datos que has conseguido, la imagen que quieres proyectar y haz tu decisión sin desubicarte de lo que pueden ser los resultados de acuerdo a la genética de tu pelo.

 

Aunque después de todo, en lo que a cabello respecta, lo que para ti es algo que no te gusta, para otras puede ser una bendición.  Es cuestión de asimilarlo y acostumbrarte a disfrutarte a ti misma con la imagen que deseas y que puedes lograr dentro de las posibilidades que te brindan la naturaleza y la tecnología.

 

Y recuerda: 

a)   Que para elegir el corte adecuado debes tomar en cuenta el tipo de pelo, la forma de tu cara, el largo de tu cuello y tu estatura;

b)   Para el color, debes ver tu tipo de piel (a que estación perteneces) y el color de tus ojos;

 

Algo más para los diferentes tipos de cabello:   Utilizar el calor del blower, la plancha, tenazas, procesos químicos, así como la exposición a los rayos solares, quiebran las puntas y parten el cabello; lo que contribuye con las famosas horquetillas y la resequedad./ Recopilado por Lucía Collado.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

maui -

Hola Lucia! Gracias por los datos! Ando buscando un corte de pelo para cambiarme el que tengo... pero el de Katie Holmes es muyyyy corto.

Lo tengo media melena, estilo Meg Ryan, despuntado... seguire buscando. Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres