Blogia
Lucía Collado

Crónica de un secuestro...

Crónica de un secuestro...

(foto de la película Secuestro Express con Mía Maestro)

 

Quiero contar mi historia:

 

Hoy 1 de Junio 2008, eso de las 5:30 de la tarde iba camino a Acrópolis con mi hermana a dar una vuelta.  Yo iba adelante y ella atrás.  Nos separamos en el parqueo de abajo de Acropolis ya que ella encontró un parqueo primero, pues nada encontré yo un parqueo en la misma esquina de la puerta para entrar en el -2.  Me desmonto y ahí mismo vienen dos hombres (se veían de lo mas bien).  Uno saca una pistola y yo asustada sin saber que hacer trato de correr pero el otro me quita la llave y el que tenia la pistola me agarró y me tiró a la parte de atrás del carro.

 

Yo sabiendo que el carro no tenía seguro me fuí arrastrando hacia el otro lado para tratar de salir, ya que lo único que me importaba era salir viva.  El señor me agarró por las piernas y me volvió a meter en el carro me amenazó con problemas si no me controlaba y obedecía.  Me acostó y me puso la cara en sus piernas tapándome la cara y la boca… Salimos del parqueo de Acrópolis.

A todo esto piensen: Uno, como ellos pudieron salir, bueno podían tener un ticket sellado o dos pagar por la perdida del ticket, y tres, el hombre que recibe el ticket vio mi situación y como quiera nos dejo salir.  Piensen, pues nada salimos, y a todo esto yo con cara y boca tapada.

 

A veces entre llorar le pedía por favor que me tiraran por ahí que se llevaran todo.  El hombre me decía que si me portaba bien me iban a soltar que me portara bien.  El que manejaba se refería a mi como un paquete ya que lo llamaban mucho, y yo lo único que pensaba era que iban a hacer conmigo, sin saber si me iban a matar, o a violar.  Luego de casi una hora de dar vuelta yo sin saber donde estaba, me dijeron muévete lentamente sin abrir los ojos, yo obedecía todo, solo se que cuando abrí los ojos estaba en una carretera camino hacia San Cristóbal, se llevaron el carro mis libros y mi computadora.  Solo material que se repone.  Gracias a Dios salí viva, bien y sin ningún tipo de daño físico.

 

Ahora mi intención de mandar este email es para que crean conciencia.  O sea, como la gente se asocian, en un lugar donde supuestamente esta todo en vigilancia.

Acrópolis un centro donde vamos todo los días, donde es nuestro segundo hogar, donde llevamos nuestros hijos hermanitos, etc.

 

Como los mismos guardianes están asociados, porque luego que yo me reuní con mi familia fuimos a reclamar por las cámaras de video y ellos no quisieron entregarlos porque a esa hora están en cambios de turnos y no querían problema.  ALGO RARO HAY AHI.  Tuvimos que llamar al presidente de Acropolis para que colaboren.  O sea donde esta el servicio de la seguridad, o es que los policías están ahí solo para estar ahí, no.   

Es que todos están asociados, y no es la primera vez que ellos lo hacían.  Sabían perfectamente como hacerlo, lo tenían todo fríamente calculado.  O sea vivimos en un país donde salir de la puerta de nuestra casa es ya una amenaza.  Hay que luchar por nuestra seguridad, así como me sucedió a mi te puede suceder a ti si no hacemos algo al respecto. Sabemos que Acropolis va a tratar de tapar esto porque no le conviene que la ciudad sepa que es una amenaza, que no hay seguridad en ningún lado, y que nos brindan seguridad pero vemos los policías dormidos o dando vuelta, o incluso mismo asociados.

Mando esto para que estén siempre alerta a todo lo que sucede a nuestros alrededores, y también para reclamar nuestra seguridad, así como en un lugar donde lo consideramos tan seguro nos suceden esas cosas.

 

Por Cristina Tonos

Así las cosas, parece que en este país llamado República Dominicana, otrora famoso por su hospitalidad y "clima de paz", solo nos queda encomendarnos a Papá Dios (los que en él creemos... y los que no....?)/Lucía Collado.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres