Blogia
Lucía Collado

Por qué sapo y culebra nunca juegan juntos

Los Prejuicios

Africa  

afr

Recopilado y traducido por Lucía Collado, 2001

Es el segundo continente más largo en área y población (el primero es Asia).

Africa cubre cerca de una quinta parte del área del globo terráqueo (23%) y una octava del mundo.  Con una población aproximada de setecientos setenta y un millones, lo que representa un 13% de la población mundial.

Sus límites:  El océano Atlántico al oeste, Océano Indico y el Mar Rojo al este, y el Mar Mediterráneo al norte.  Al noeroeste , Africa está conectada con Asia por la Península Sinaí.

Africa es la tierra de la gran diversidad, pues posee desde verdes bosques hasta vastos planicies de pasto, desiertos, altas montañas, y algunos de los ríos mas caudalosos de la tierra.  Asimismo, la diversidad de gente, cultura y lenguas.  Pequeñas poblaciones que mantienen la misma conformación de cientos de años hasta modernas ciudades y economías influenciadas por la evolucióninternacional.

 Africa es la cuna de la raza humana.  Fue aquí donde los primeros humanos evolucionaron del simio entre ocho y cinco millones de años atrás. 

Es aquí donde se encuentra situado el anciano Egipto, una de las primeras civilizaciones (con más de cinco mil años de antiguedad).

Mientras, en los últimos quinientos años, Africa ha sido dominada por los mercaderes y colonizadores europeos, quienes enviaron millones de africanos a trabajar como esclavos a las plantaciones coloniales de todo el continente Americano; para desde entonces fundirse con la población e historia del nuevo mundo.

  

Porqué Sapo y Culebra Nunca Juegan Juntos

Recopilado y Traducido por:  Lucía Collado

Había una vez, que el niño Sapo estaba saltando a lo largo del arbusto cuando reconoció a alguien que no había visto nunca antes, descansando tendido a lo ancho del camino delante de él.  Este alguien nuevo era largo y delgado, y su piel parecía brillar con todos los colores del arcoiris.

-          Hola!, dijo el niño Sapo.  – Qué estás haciendo tendido ahí en el camino?

-          Solo calentándome en el sol, -contestó el alguien nuevo, retorciéndose y volteándose y desenrrollándose él mismo. – Mi nombre es niña Culebra.  Cuál es el tuyo?

-          Yo soy niño Sapo.  Te gustaría jugar conmigo?

Así, niño Sapo y niña Culebra jugaron juntos toda la mañana en el arbusto.

-          Mira lo que puedo hacer, -dijo niño Sapo, y saltó alto en el aire.  Te enseñaré como              hacerlo, si tú quieres, le ofreció.

-          Así él enseñó a niña Culebra como saltar, y juntos ellos saltaron para arriba y para abajo en el camino a través del arbusto.

-          Ahora mira lo que yo puedo hacer, - dijo niña Culebra, y se arrastró sobre su barriga derechito hacia arriba en el tronco de un alto arbol.  – Te enseñaré si tú quieres.

Después de un rato ambos sintieron y decidieron ir a casa para el almuerzo, pero antes, se prometieron el uno y el otro, encontrarse de nuevo al día siguiente.

-          Gracias! por enseñarme como saltar, - dijo niña Culebra.

-          Gracias! por enseñarme como subir árboles arrástrandome, - dijo niño Sapo.

Entonces, cada uno se fue a su casa.

-          Mira lo que puedo hacer mamá!, - exclamó niño Sapo, arrastrándose sobre su barriga.

-          Dónde tú aprendiste cómo hacer eso? – su madre preguntó.

-          Niña Culebra me enseñó, - él respondió.  Nosotros jugamos juntos en el arbusto esta mañana.  Ella es mi nueva amiga.

-          Tú no sabes que familia Culebra es una mala familia? – su madre preguntó.  Ellos tienen veneno en sus dientes.  No dejes que nunca yo te atrape jugando con uno de ellos otra vez.  Y no dejes que yo te vea arrastrándote sobre tu barriga, tampoco.  Esto no es decente.

Mientras tanto, niña Culebra fue a casa y saltó para arriba y para abajo para que madre la viera.

-          Quién te enseñó a hacer eso? – ella preguntó.

-          Niño Sapo lo hizo, - ella respondió.  El es mi nuevo amigo.

-          Que locura, -dijo su madre.  Tú no sabes que nosotros hemos estado en malos términos con la familia Sapo por tan largo tiempo que nadie puede recordar?.  La próxima vez que tú juegues con niño Sapo, atrápalo y cómetelo.  Y para de estar saltando.  Esta no es nuestra costumbre.

Así, la mañana siguiente cuando niño Sapo encontró a niña Culebra en el arbusto, él  mantuvo su distancia

-          Tengo miedo, no puedo ir arrastrándome contigo hoy, - dijo, saltando hacia atrás un    salto o dos.

-          Niña Culebra lo miró tranquilamente, recordando lo que su madre le dijo.  “Si él se  acerca mucho, yo lo envolveré y me lo comeré, - ella pensó.  Pero entonces recordó la mucha diversión que ellos tuvieron juntos, y cuán agradable había sido niño Sapo al enseñarle cómo saltar.  De manera que suspiró tristemente para sus adentros y se deslizó hacia afuera del arbusto.

Y desde ese día en adelante, niño Sapo y niña Culebra nunca más jugaron juntos de nuevo.  Pero ambos muy a menudo, se sentaron solos bajo el sol, cada uno pensando acerca del su único día de amistad.

___________

Este cuento popular africano nos hace pensar sobre cómo mucho compañerismo en el mundo se ha perdido porque a la gente se le dijo “no pueden” ser amigos con todo el mundo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres