Blogia
Lucía Collado

Dale mente...

Dale mente...
Según un estudio realizado recientermente en los Estados Unidos y publicado por The American Journal of Preventive Medicine, una persona no fumadora que esté casada con una fumadora, corre el riesgo de un 42% por encima de aquellos casados con alguien que no fume.   Esta cifra aumenta a un 72% para los ex-fumadores casados con alguien que fume.   Los que han abandonado el cigarrillo casados con fumadores tienen riesgo de un infarto similar a los que continuan fumando.   De manera que, dejar de fumar beneficia tu salud y la de la gente que vive contigo.  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres