Blogia
Lucía Collado

Qué hacer...

Qué hacer...
28 Mayo 2008

Diez trucos para bajar de peso

Los trucos que aquí se exponen no son para hacerlos todos de una vez
 
Pesarse una sola vez al dia es lo más recomendable

SANTO DOMINGO. El demonio está en los detalles... y parece que el cliché nunca fue más cierto que en lo que respecta a estrategias para perder algunas libras. Son las pequeñas decisiones, las que tomamos en el día a día, las que parecen ser más efectivas. Estos trucos que compartimos a continuación no son para hacerlos de inmediato, ni todos a la vez.

Comience por el que le sea más fácil de llevar e incorpore los demás de a poco. Los resultados no tardarán en verse.

No.1: Pésese una vez al día

Cuando los investigadores de la Universidad de Minnesota monitorearon los hábitos de 1800 adultos, encontraron que aquellos que se "pesaban" diariamente perdieron un promedio de 12 libras en un período de 2 años. ¿La razón? Si monitorea los resultados con frecuencia, más pronto podrá darse cuenta cuando no está funcionando.

Truco: Utilice la báscula en las mañanas, cuando pese menos y no espere grandes fluctuaciones de día en día, pero si las ve, tome medidas de inmediato.

No. 2: Apague la televisión

Un estudio reciente verificó que los adultos que ven televisión más de 2 horas por día consumen 7% más de calorías y más productos azucarados, que aquellos que lo hacen por menos de una hora.

No. 3: Busque apoyo en un amigo

Para perder peso se necesita apoyo. Las personas que se plantean perder peso y son animadas en el proceso, no sólo pierden más libras, sino que son capaces de mantenerse por mayor tiempo.

Truco: Si no puede asistir a grupos de apoyo, anuncie con bombos y platillos su intención de perder peso. Contacte un amigo que esté en lo mismo y al menos tres veces por semana, llámelo y compare experiencias.

No. 4: Fibra por un tubo

Un régimen alto en fibras puede reducir su ingesta de calorías sin hacerlo sentir hambriento.

Truco: Para conseguir 25 gramos al día de fibra, asegúrese de ingerir 6 comidas o meriendas al día y que cada una de ellas tenga al menos 4 gramos. ¿Una idea? Para merendar, tome fruta. Una manzana tiene tanta fibra como una taza de brócoli.

No. 5: Camine la milla extra

Una persona normal camina unos 5 mil pasos al día, entre ir a trabajo, hacer diligencias y oficios en la casa. Duplicar ese número puede significar importantes beneficios para su salud y su peso.

Truco: Suba escaleras en lugar de usar el ascensor; parquee su vehículo un poco más lejos y contacte amigos o vecinos para caminar en su comunidad. ¿Un beneficio añadido? Caminar levanta el ánimo. ¡Siempre funciona!

No. 6. Anote

Monitorear sus hábitos de comida y ejercicio diariamente le dejará saber si está haciendo las cosas bien y dónde se equivocó. Truco: Siempre lleve una libreta para anotar lo consumido, pero sea realista y dése un chance: esconda la libreta en días feriados y vacaciones.

No. 7: Duerma 7 horas

Las personas que no logran dormir lo suficiente tienen niveles más bajos de las hormonas que controlan el apetito. Un estudio descubrió que las mujeres que dormían 4 horas o menos por noche eran más propensas a ser obesas en un 234%. El consejo es dormir al menos 7 horas en la noche.

Truco: Establezca un horario para irse a la cama y respételo.

No. 8: Beba 8 vasos de agua al día

El agua no es sólo para la sed. De hecho, es excelente para acelerar el metabolismo. Un tercio de este aumento viene del esfuerzo que hace el cuerpo para calentar esta agua; otro tanto, para absorberla. Al tomar agua, no consumimos calorías, pero las quemamos. Mecanismo que sucede a lo inverso cuando preferimos las sodas o los jugos.

Truco: Trate de consumir un vaso de agua antes de comer o merendar y después de consumir cosas dulces.

No. 9: No trabaje más de 9 horas

Mientras más horas pasa en el trabajo, menos tiempo tendrá para programar una rutina de ejercicios o para preparar una cena adecuada, sin contar con el efecto que el estrés tiene sobre el cuerpo y el metabolismo.

No. 10: Adiós dulces.

El cuerpo almacena el exceso de azúcar como grasa. Pero eso nos deja un nivel de azúcar bajo en la sangre, por lo que sentimos hambre mas rápidamente y nos vemos obligados a comer... un círculo vicioso poco saludable.

Truco: Para evitarlo, aprenda a leer etiquetas, a evitar los dulces y consumir preferiblemente, productos frescos.

Comience por el que le sea más fácil, con el tiempo agregue los demás. ¿Resultados espectaculares? Quizás no. Pero resultados al fin y al cabo./Tomado de Diario Libre del 28 de Mayo del 2008, trabajo de Himilce Tejada.-

 

 


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres