Blogia
Lucía Collado

Deficit de atención e hiperactividad (3/3)

Deficit de atención e hiperactividad (3/3)
Columna
El psiquiatra recomienda
Por Guerrero Heredia / El Caribe
Martes 13 de mayo del 2008 actualizado a las 12:59 AM
 
  
  

 

 
 
   
   
   
   
 
 
Psiquiatría postmoderna III

Si existe en las ciencias médicas psiquiátricas una patología  donde la medicación (farmacoterapia) es efectiva en más de un 90%, se trata de el trastorno por déficit de atención  e hiperactividad.
¿Cuál es entonces, el tabú que rodea el tratamiento de esta ya conocida patología?...

 1- Al este problema empezar siempre en la niñez, es decisión de los padres el aceptar la medicación del niño; y esto trae frecuentemente discusión entre padres, abuelos y tíos, quienes siempre opinan (en la mayoría de los casos), sin conocer científicamente el desorden.

2- La mayoría de los medicamentos utilizados, son derivados de las archiconocidas anfetaminas, conocidas desde la década del ’40 y, son moléculas ampliamente abusadas a nivel mundial. 

Imagínese usted lo difícil para los familiares de estos niños decidirse por ponerle estas “drogas” tan peligrosas que producen “adicción” a sus niños y jóvenes solo porque no atienden a clases o son muy hiperactivos, malcriados y no escuchan a nadie.

Además, estos medicamentos tienen otros efectos secundarios como son:  Insomnia, pérdida de apetito y más recientemente, la Sociedad Americana de Cardiología ha impuesto que todo niño o joven que va a ser tratado(a) con anfetaminas, debe tener una evaluación cardíaca que incluya electrocardiograma; aunque en la realidad médica, estos medicamentos han sido muy seguros. 

En los últimos 30 años la industria farmacéutica ha tratado de sintetizar nuevas moléculas “no anfetamínicas” para este trastorno.  Incluso algunos antidepresivos entre los que se encuentra el “bupropión”, han tenido cierto éxito.

La atomoxetina es una de esas moléculas aprobadas en Estados Unidos para el trastorno de déficit de atención e hiperactividad, la cual trabaja sobre un neurotransmisor conocido como noradrenalina.

Para manejar esta patología es necesario un equipo multidisciplinario donde la familia esté consciente del problema, los profesores estén preparados y entrenados para reconocer y manejar a estos niños y jóvenes, el médico conozca la farmacología y la clínica terapéutica, y los psicólogos trabajen autoestima y conducta.
 
Con un equipo así, podríamos  confirmar entonces, que estamos entrando en la era de la psiquiatría postmoderna.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres