Blogia
Lucía Collado

El síndrome de Pinocho...

El síndrome de Pinocho...

O cómo descubrir a un “jablador(a)”… 

Una mentira puede responder a diferentes motivos, pero en casi todos los casos el inconsciente de quién miente puede más y lo traiciona mediante signos casi imperceptibles a veces, pero que pueden detectarse sabiendo cuáles son.  Las personas que mienten son defensivas, insultan, se ponen nerviosas, agresivas, acusan al otro de mentir, etc.

A continuación algunas pistas para descubrir si una persona te está mintiendo o no. Ten en cuenta sin embargo, que no existen reglas universales y que no hay reglas absolutas; de la misma forma que no existe una persona igual a otra, todos reaccionamos diferente aunque tengamos la misma formación y/o sentimientos; de manera que estas pautas solamente pretenden ser una guía para poder darte cuenta de cuando tienes al frente a una persona que pudiera estar mintiendo.  Veamos pues:

- Puede ocurrir que una persona tenga algún tic y que no esté mintiéndote. Cerciórate de eso antes de juzgar a alguien.

- Hay una sola verdad pero muchas maneras de mentir.  Ten cuidado porque muchas personas que están acostumbradas a mentir, no balbucean y recuerdan todo lo que dijeron sin cometer ninguna equivocación.

- En algunas culturas mirar a los ojos es una falta de respeto.  Por eso no incurras en la equivocación de asumir rápidamente que te están mintiendo.
  

 . Busca en el lenguaje corporal para ver si alguien miente, como no mirarte a los ojos cuando te habla, ponerse nervioso(a), o actuar de manera incómoda.


 · Espera a escuchar las inconsistencias en lo que la persona te dice, tales como historias diferentes en diferentes momentos de la conversación o en días siguientes, diversos marcos de tiempo, errores al recordar detalles, o mezclar las cosas.


 
· Verifica si la persona se opone firmemente a responder alguna pregunta.  La defensa extrema podría significar que está intentando esconder algo.
 

· Nota si la persona te acusa a ti de mentiroso(a) cuando realmente no lo has sido.  Esto podría reflejar que esa persona está proyectando sobre ti algo que ella hizo, para defenderse por anticipado de alguna acusación.  En psiquiatría existe lo que se llama Proyección que justamente aparte de este aspecto encierra como las personas proyectan –como la palabra lo dice- deseos, sentimientos y conductas propias en otras personas, las cuales no necesariamente comparten estos deseos, sentimientos y conductas; sino que solo existe en el inconsciente del que acusa… pero de ello puede hablar con más propiedad el Dr. Guerrero-Heredia.


 · Escucha a tu instinto. Tú puedes darte cuenta cuando una persona te miente –si eres objetivo(a) y no te apasionas con tu propia realidad-.  Si no estás seguro(a), no saques conclusiones apresuradas.  Intenta conseguir evidencia para sostener tu postura.


 · Considera preguntar directamente si te están mintiendo.  Mucha gente se siente mal si es descubierta y finalmente confiesa la verdad.


 · Intenta entender y escuchar las razones de la mentira.  ¿No era su intención mentirte?... ¿Estaba asustada de que te enojes o te decepciones?...


 
· Observa tu propio papel mientras alguien te miente:   ¿Eres alguien que se trastorna al oír la verdad de otros que quieren ser honestos contigo?.Por otra parte, estudiosos de la conducta sostienen que cuando alguien miente sus ojos se van hacia la izquierda levemente, vgr., y que otras señales biológicas se hacen presentes porque el cerebro tiene que forzarse al doble cuando la persona elabora una mentira de cuando habla con la verdad.  Si mira para la derecha es honesto(a), si mira para la izquierda... está mintiendo.  Esto se verifica por la actividad de los hemisferios cerebrales. Aunque ten en cuenta que el contacto visual es importante.  Muchas veces los que mienten bajan la vista, evitan el contacto cara a cara.  Esto ocurre generalmente al pronunciar algo que es falso.


· Si una mujer u hombre te dice “nunca antes había hecho esto” , quédate tranquilo(a) de que eres uno(a) más en la larga lista de víctimas.

· Hay personas que balbucean o hacen confuso en su discurso -en vez de hablar de forma fluida y directa- haciendo las cosas imposibles de entender.

· Si obtienes una respuesta vaga a lo que hayas preguntado, es porque esa persona está mintiendo o no te puede contestar adecuadamente (y no quiere admitirlo).

· Una persona que miente a veces no puede mantener una cara seria al mirarte a los ojos.  Aunque a veces es por puros nervios.

· No todas las muecas que la otra persona haga quieren decir que está mintiendo.   Ojo con esto porque se presta a equivocaciones.

· Cuando una persona se toca la nariz con la mano izquierda o rasguña su cara con la misma mano es un buen indicador de que esa persona miente.  Funciona tanto en zurdos como en diestros.

· Uno sabe si la otra persona miente si ésta le da mucha información o si le cuenta una historia completa. Aunque también existen personas que son muy detallistas y cuentan todo con punto y coma.

· Dale tiempo al que cuenta una mentira.  No le preguntes una y otra vez lo mismo.  Vete por unos días y luego vuelve a preguntarle sobre esa historia pero de una manera diferente.  Si realmente te mintió, omitirá algo que dijo o confundirá algún suceso.

· Si es reticente para hablar contigo o llamarte, es porque algo está escondiendo, o no te está diciendo la verdad.

· Si te repite la misma pregunta que le hiciste, probablemente te esté mintiendo.  Eso lo hacen para ganar tiempo y preparar la respuesta en su cabeza (salvo, of course!, que se trate de su psicoterapista).  Es a lo que los abogados llamamos “táctica dilatoria”.
Si una persona miente, tiende a repetir partes sueltas de la historia o las preguntas que le haces para convencerse él mismo(a) de que está diciendo la verdad.


· Si alguien te dice: “¿Me estás tratando de mentiroso(a)?”, entonces dalo por hecho.

· Cuando hayas descubierto la mentira y hayas confrontado a su autor(a), nunca pienses que no pasará otra vez.

· Cuando notes que alguien te está mintiendo, a veces lo mejor es enfrentarlo.  Entonces observa su reacción.  Si se pone a la defensiva rápidamente… entonces, te está mintiendo.

· Lo mejor es escuchar toda la “historia”, completa.  Una vez terminado el relato comienza a preguntar detalles de las cosas que escuchaste.  Si esa persona no las recuerda o confunde los datos, seguramente está mintiendo, ya que no puede acordarse lo que dijo solamente algunos minutos antes.

· Muchas veces depende del grado de madurez de las personas.  Si es muy inmaduro(a) puede llegar a mentir mucho.

· Si las manos de la persona que te habla, las tiene en los bolsillos del pantalón, es muy probable que esté mintiendo.

· Fíjate por su escritura.  Muchos especialistas afirman que la gente que escribe en letra de imprenta demuestra una falta de honradez (pero no asumas automáticamente que quien escribe en imprenta miente).

· Si la voz de esa persona suena un poco distinta a la de siempre o entrecortada, en tonos más altos o bajos a los normales, significa que está ocultando algo.

· Si se enoja cuando les hace una pregunta, entonces está mintiendo.

· Haz que la persona extienda la mano como si fuera a tomar un juramento.  Si los dedos están derechos y juntos, probablemente sea veraz lo que diga. Si la mano está doblada o los dedos separados es más probable que esté mintiendo.

· Si le haces una pregunta directa y la persona hace como si no la hubiera escuchado, ten cuidado.

· Si los ojos se dilatan mientras habla, también puede estar mintiendo.

· Si le haces una pregunta que no se relaciona con lo que está contando, se descolocará y cuando quiera retornar con el relato se olvidará de lo que estaba diciendo.  Ahí le atrapas!.

· Si la persona te dice: “Tú estás loco(a)” o “estás alucinando”, es para convencerte de que tus pensamientos son ridículos, eso puede ser indicativo de que te está mintiendo.

· Ocultar la evidencia.  Notarás si alguien quiere cambiar las cosas de lugar en la “escena del crimen” o siempre cambia de tema al hablar.

· Si mientras al hablarte cruza los brazos al estar de pie, o las piernas al sentarse, puede ser indicativo de una mentira (o de nervios).

· Busca en los ojos. Si eres un buen observador(a), fíjate si sus ojos están nublados mientras esta persona habla. Si es así, esa mirada puede ser engañosa.

· Si comienza a parpadear más de lo normal (12 veces por minuto) entonces te está mintiendo.

· Haz la pregunta, después coloca lentamente la mano en su corazón. Si sientes que late más rápido de lo normal, entonces miente.

· Puedes darse cuenta de  si otra persona está hablando con alguien del sexo opuesto en el teléfono y no quiere que lo sepas, por las respuestas cortas y los “uh” rápidos.  También por lo rápido que trate de colgar el teléfono.

· También por los movimientos de la cara uno(a) puede darse cuenta de si esa persona miente.  A menudo levantan las cejas y el labio inferior se baja o se mueve para algún lado.  Los movimientos son rápidos y suceden en un segundo, pero pueden ser observados.

· Si duda mucho puede estar mintiendo.

· Cuando la gente miente, tiende a mover las ventanas de la nariz. Pero también puede ser por enojo./
Recopilado por Lucٌí@Collado.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Una ex amiga -

muy bueno tu blog
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres